CB Novaschool da la sorpresa de la jornada ganando a Plasencia

El partido comenzaba con un Plasencia muy concentrado y que mostraba su intención de dominar la contienda desde el salto inicial. El CB Novaschool se contagiaba de un ambiente algo frio y fallaba tiros cómodos, sólo la defensa le permitía estar a rebufo del conjunto placentino. Ambos equipos parecían jugar con una marcha menos y concediendo mucha importancia a evitar perder el control del partido, el marcador se movía despacio y el juego era espeso. Al término de los primeros diez minutos el marcador se detenía en 14 – 17 y flotaba en el ambiente la sensación de que ambos equipos podían ofrecer más.

Fuente de foto:FAB Malaga

Y así fue, el primero en tomar las riendas fue Plasencia, que se mostraba muy activo en ambos lados de la cancha y conseguía romper la defensa local con facilidad. La diferencia oscilaba en torno a los diez puntos. El CB Novaschool cometía muchos errores y fallaba en una de las claves si quería derrotar al cuadro extremeño, la concentración. Pese a que el equipo visitante seguía sin hacer su mejor partido, logró tensar el marcador ante un CB. Novaschool fallón y carente de chispa. El marcador parcial se iba a 16 – 22 y al descanso la diferencia se quedaba en nueve puntos, 30 – 39.
El intermedio le vino bien al equipo malagueño. Tocaba crecer desde la defensa, con concentración y determinación en cada acción, tanto defensiva como ofensiva. El CB Novaschool arrancaba con mucha intensidad el cuarto y lograba ir reduciendo la ventaja poco a poco. Plasencia tampoco quería ceder y aumentaba su nivel defensivo para tratar de controlar la reacción local, pero se vio dominado por un CB Novaschool que no tenía intención de rendirse. La diferencia estuvo en el acierto en el tiro, en defensa, ambos equipos estaban poniendo toda la carne en el asador. Al final, 22 – 17 de parcial y el marcador reflejaba un 52 – 56. Preludio de un último cuarto no apto para espectadores con problemas cardíacos.
Con todo por decidir, la apuesta de ambos equipos fue defender y no permitir alegrías al rival. Cada canasta necesitaba de mucho trabajo previo, cada rebote se luchaba con intensidad. El partido se igualó, pero Plasencia es un equipo grande y lo dejó claro en Málaga, seguía por delante con rentas cortas. Fue entonces, con los últimos minutos del partido asomando, cuando el equipo malagueño recordó el partido perdido contra Morón o contra Melilla. Esta vez tocaba obtener algo positivo de una progresión en el juego en los últimos meses, y con un último esfuerzo pleno de carácter y determinación, volteó el marcador ante un Plasencia que perdía los nervios después de ir ganando durante muchos minutos. Parcial de 18 – 11 local que dejaba el marcador en un definitivo 70 – 67.

Fuente:WEB CB Novaschool.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.