Bball no afloja la cuerda

El Bball se llevó de forma excesivamente cómoda su 9ª victoria de la temporada ante un desdibujado Montajes Rueda Andújar, que hizo por actitud su peor partido de la temporada. El gran trabajo de las torres Javi Franco y Tasio Vázquez y la parsimonia de los iliturgitanos en el ataque( 22 pérdidas, algunas casi indescriptibles) allanaron el camino para los de azul marino, que rozó durante el último periodo el +40.

El que viera solo el primer cuarto pensaría que lo anteriormente escrito sería una broma de mal gusto. Y es que los de Carlos Cardeñas salieron con una actitud en ataque totalmente contrapuesta con la del resto del partido. Mario Cespedosa empezó como un tiro en la canasta cordobesa, anotando desde 5 metros y penetrando, teniendo una confianza de cara al aro que normalmente no reluce en él. Pero la cosa cambiaba en defensa, donde Javi Franco, aprovechando la baja de Pedro Romera hacía lo que le daba la gana en la pintura local, haciendo inútiles los esfuerzos en ataque del equipo que ocupa actualmente la 10ª posición. Pese a que la defensa no terminaba de funcionar, los locales estaban haciendo un gran trabajo en ataque y a tres del final ganaban por 16 – 10. Y de repente, sin nada aparente para que cambiara el ritmo del partido, Montajes Rueda Andújar empeora en defensa y lo que fue peor, se duerme en ataque, que estaba siendo su bálsamo. Los cordobeses no dudan en aprovecharlo y logran un parcial de 0 – 8 para acabar ganando tras los primeros diez minutos 16 – 18. No quedaría hay la cosa. Córdoba empieza el cuarto con un triple y alarga tres minutos más el parcial negativo de Andújar, que lo rompe Joaquín. Pero la reacción iliturgitana se haría esperar. Tras el 2 – 11 encajado casi en su totalidad en el primer cuarto, volvieron a encajar otro abultado parcial de 3 – 12 que disparaba la ventaja del Bball hasta los 12 puntos, 21 – 33. Fue entonces cuando con tres triples  los iliturgitanos parecían despertar por fin y volvieron al partido. Pero el equipo que despertó de verdad fue el Bball a base de los gritos de Junior, que no daba crédito a la defensa con la que su equipo encajó los tres triples. Bien claro se lo dejó a los suyos y a los escasos 20 espectadores que había en las gradas. No tardaron en demostrar los jugadores del Bball que habían entendido perfectamente a su entrenador, volviendo a poner en jaque al ataque de Andújar, que solo anotaría una canasta en el resto del cuarto. No faltó el acierto de José Varo desde más allá del 6’75, anotando uno nada más salir del tiempo muerto y otro al final del segundo cuarto. Al descanso el Bball mandaba por 32 – 43.
Muy poco hay que contar de la segunda parte. En solo tres minutos el Bball sobrepasa de los 20 puntos de ventaja(34 – 54) y Montajes Rueda Andújar parecía ese típico equipo de NBA que ya ha finalizado la temporada. No existió reacción alguna de los iliturgitanos por parar al Bball, que no dudó la ocasión para darse un festín ante un equipo que se hizo muy pequeño en la segunda parte. El marcador de 8 – 28 explica que no hay más que describir con palabras, 40 – 71 acababa el tercer cuarto y todavía quedaban diez minutos que serían de la basura. Tanto Junior como Carlos dan minutos a sus jóvenes aprovechando que yo había lucha alguna en el partido. El último cuarto acaba 18 iguales y el partido 56 – 89.
El mejor del Bball fue Javi Franco con 19 puntos y 3 rebotes para 21 de valoración. En Montajes Rueda el dúo formado por los hermanos Cespedosa fue lo único salvable con 25 pts y 17 rebotes para 32 de valoración entre ambos.
El Bball siga en su agónica lucha junto con Novaschool, Por Huelva y Cajasol por la sexta plaza, mientras que un Montajes Rueda Andújar, ya sin aparente objetivo clasificatorio, queda 10º.

Estadísticas Montajes Rueda Andújar 56 – 89 Bball

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.