Morón sufre para seguir arriba

Difícil compromiso el que tenía que afrontar el Aceitunas FRAGATA Morón en tierras cordobesas, ante un equipo como Bball que dispone de una muy buena plantilla y que al final de la liga terminará copando los puestos altos de la tabla. A la dificultad propia del partido se añadió el contratiempo de la lesión de Rafa Rufián, que finalmente no logró superar las molestias que arrastraba desde el encuentro ante el CB Cazorla. 


Así las cosas el encargado de dirigir el juego moronense fue José Medina, en tareas que igualmente asumió Alex Moreno. En el cinco inicial, además del portuense, Porri, Cabral, Juanma Ruiz y Toledo, el joven murciano que es todo pundonor y garra en defensa. Enfrente “Junior” disponía de un quinteto en el que dejaba a Bowie en el banco, toda vez que el escolta, prácticamente recién aterrizado, se encuentra aún en proceso de adaptación a su equipo. Con todo, el de Maryland fue el mejor de los suyos, jugando finalmente casi 25 minutos, en los que anotó 20 puntos con 22 de valoración. Por parte del Aceitunas Fragata el polivante Juanma Ruiz fue el máximo anotador (18 puntos), en tanto que Porri alcanzaba los 20 de valoración (13 puntos, 5 rebotes, 6 faltas recibidas).

Joaquín Cabral entrando a canasta

La salida de los de Morón, sin ser brillante, fue más acertada que la de los locales, adquiriéndose pronto las primeras ventajas, con Cabral muy motivado y Porri infundiendo respeto dentro de la pintura. Al poco se diluía la diferencia, haciendo valer Conejero su poderío en la zona, de manera que Bball se colocaba arriba en el luminoso, llegándose a la conclusión del primer cuarto con (13-12), marcador que demuestra a las claras lo impreciso del choque. En el segundo cuarto más de lo mismo, muchas inexactitudes y resultado ajustado, si bien el talento de Bowie hacía inclinar la balanza para los cordobeses al descanso (31-25). 

Bowie bota defendido por Juan Toledo

Faltaba un minuto para que se reanudara el juego, con los árbitros y Bball en cancha, y el equipo moronense aún continuaba en vestuarios. Si hubo conjura, esta parece que surtió efecto, pues los de Amador Miranda le endosaron un parcial de (0-8) a los cordobeses. Especialmente activos los hombres de interior del CB Morón, con Porri y Pape, jugador este que a tres metros de canasta se siente como pez en el agua. De ahí en adelante mucha igualdad en el electrónico, tanta que al final del tercer cuarto se llegaba con (48-48).

 

Juanma Ruiz lanzando un triple. Proverbial su actuación desde mas allá de los 6’75

Nueva salida intensa del Aceitunas Fragata, que hace encajar a Bball otro parcial de (0-8). Juanma Ruiz tiró de veteranía y se echó el equipo a cuestas, mostrándose acertado desde más allá de los 6’75 (3/4 en triples en el partido) y fajándose en la zona cuando hacía de “cuatro”. También muy buenos minutos de Pape Sow, en su mejor actuación de lo que va de curso. Los de “Junior”, a pesar de ciertas desaplicaciones de los moronenses, no pudieron recortar la diferencia, concluyendo el partido con (63-70).


Triunfo que vale su peso en oro para el Aceitunas Fragata Morón, pues la Ciudad de los Califas será una plaza difícil de conquistar en esta liga. No fue un partido lustroso, debiéndose corregir algunos aspectos del juego moronense (por ejemplo el paupérrimo porcentaje de tiro de tres -23%-, camuflado incluso por la actuación de Juanma), pero una victoria más para el saco. 

Ahora en pensar en el próximo partido en casa frente al GBP Badajoz, equipo que se ha reforzado mucho y bien esta temporada, habiendo cosechado hasta ahora dos victorias y una derrota. Será el próximo domingo a las 1 del mediodía en el Pabellón Alameda, otra jornada para disfrutar de buen baloncesto. 

Fuente:CB Morón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.