A ver quién se atreve a dar un favorito en este grupo

Fuente de foto: Twitter C.AM. Enrique Soler

Novaschool es por la práctica totalidad de los seguidores del grupo D el más firme candidato a comandar a final de fecha, el subgrupo D-A. El C.A.M. Enrique Soler fue en la encuesta elegido como el equipo con más papeletas para ocupar una de las dos últimas plazas del D-A. Pero como esto no es una ciencia exacta, pues puede pasar de todo. Por ejemplo: que los chicos de Paco Pino tumben a un rival que dio miedo en su único partido jugado hasta el momento y sumen un nada despreciable 3-2 y que Novaschool ya no sea un equipo intocable.

Aunque obviamente tendrían que sudar y mucho los locales. Con un 1-7 comenzó el partido pero enseguida reaccionaron los de Paco del Pino, que endosaron un 13-0 en poco más de tres minutos (14-7 min5). Rompió Novaschool el parcial pero Melilla no cedía la ventaja y acababa el primer cuarto con ventaja 24-22. Y en el segundo cuarto fue a más. Comenzó con triple de Javi González, que otra vez fue la piedra angular del juego de los melillenses y especial culpable de parar a Jackson durante treinta minutos. Inspirados en ataque y fuertes en defensa, los locales iban poco a poco aumentando la distancia mientras Novaschool no encontraba soluciones. Al descanso la ventaja superaba los 10 puntos, 41-30.

Intentó poner freno a la rebeldía local Novaschool de la mano de Villarejo y Méndez, pero se toparon con un Olic desatado, que dio fe de lo que es capaz de dar y fue clave para que su equipo siguiera mandando. 63-49 a falta de los diez últimos minutos. Pintaba la cosa fea para los de Alejandro Fenoll. Pero fue en esas cuando dieron rienda suelta a todo su potencial. Jackson y Villarejo comandaban el ataque de Novaschool que fluía como no lo había hecho en todo el partido, aunque fue sobre todo desde la  defensa donde tuvo lugar la remontada. Un triple de Villarejo puso a Novaschool a solo un punto a falta de 3 minutos. Parecía que el partido estaba cuesta abajo para los visitantes y muy cuesta arriba para Melilla. Pero los locales resistieron, sabiendo jugar los minutos decisivos y aguantando las embestidas de su rival. Fue como no, Dani Terrón con dos tiros el que sentenció el partido para C.A.M. Enrique Soler. 74-72 que deja en balance positivo a Melilla mientras que Novaschool, queda con 1-1.

Olic y Villarejo, los más destacados en sus equipos.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.