Unicaja se mantiene en la parte media a costa del Enrique Soler

 No llegaba en un buen momento el filial de Unicaja al partido de esta jornada frente a Enrique Soler. La eliminación en el torneo de clasificación del Adidas Next Generation supuso para los chicos de Antonio Herrera un punto de inflexión negativo ya que llegaban al fin de semana con tres derrotas consecutivas (La Zubia, Benahavís y El Pinar). No obstante ya en la jornada pasada demostraron estar totalmente recuperados para la competición y rozaron la victoria y en esta ocasión no dejaron que el triunfo se escapase ante un Enrique Soler que acudió con todo a Los Guindos.

Twitter CAM Enrique Soler

Desde el primer cuarto cada equipo jugó mostrando sus armas. Los locales con un alto ritmo de juego, mucho tiro exterior y una fuerte defensa que ya es marca de la casa. Por parte de los Paco del Pino como no podía ser de otra manera aprovechaban la superioridad de Javi González sobre los jóvenes talentos del equipo malacitano. Los locales, que anotaron 3 triples en los primeros cinco minutos dieron muestra de su dependencia del tiro exterior ya que, una vez no entraban los tiros exteriores el marcador local se congeló en 11 puntos hasta casi el final del periodo mientras que Melilla no sin dificultad iba sumando poco a poco para acabar el primer cuarto con ventaja 13-16. Los siguientes diez minutos fueron un vendaval del equipo cajista. Una oda ofensiva que tuvo lugar gracias a que fue fruto del colectivo, ya que ninguno jugador de Unicaja se adueñó de la bola, sino que se vio una versión coral en la que cada jugador era capaz de ejecutar con éxito las jugadas de ataque. Y cuando eso ocurre es muy difícil encontrar una fórmula para frenarlo. Los melillenses no pudieron y se fueron al descanso doce abajo, 37-25.

Pero hubo reacción de Enrique Soler. Además de González, aparecían jugadores como Navas u Olic que daban distintas soluciones al ataque melillense y complicaba sobremanera la defensa a Unicaja. El acierto permitía recuperar el ritmo del partido a los melillenses aunque sin lograr que Unicaja estuviese especialmente incómodo en ataque de manera que los locales, pese a encajar más puntos en estos diez minutos que en toda la primera parte, mantendrían una renta de seis puntos de cara a los últimos diez minutos, 56-51. Una renta que incrementarían con un parcial de 11-0 que dejó visto para sentencia el partido cuando aun quedaba por disputarse casi todo el último cuarto (67-51 min 32). No le perdió ni mucho menos la cara al partido Enrique Soler pero los jóvenes de Los Guindos administraron bien la ventaja, cerrándose el partido con el marcador final de 78-63.

Pablo Tamba y Javi González fueron los mejores en sus equipos.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.