Folgueiras somete y Aguado decide para El Pinar desde el 6’75

 Importante victoria de El Pinar en la cancha de Estepona para mantenerse en balance igualitario de victorias y derrotas. El equipo colegial, que está demostrando una gran solvencia en su primera experiencia en la categoría se llevó el triunfo con un marcador más solvente respecto a la igualdad real del partido. Estepona volvió a hacer un buen partido pero a partir de una antideportiva y sucesiva técnica a su entrenador ya en el último cuarto, entraron en una fase de desconexión que fue aprovechada por El Pinar para irse en el marcador y sentenciar desde el triple. Determinante en ese tramo fue Andrés Aguado, jugador con un rol secundario que esta vez se destapó con cuatro triples seguidos que fueron decisivos en el sexto triunfo de su equipo esta temporada.

Twitter Colegio El Pinar

Se veía que el partido era de quilates desde el primer instante, con los pesos pesados cogiendo galones desde el minuto uno. Mejor inicio de Estepona con un buen Pablo Rodríguez tanto en anotación como en dirección, facilitando la labor anotadora de Vergara y que permitía que la primera distancia a destacar en el marcador fuera favorable a Estepona (9-4 min3) aunque el acierto exterior de Luis M. Moreno y Hugo J. Silo daba la vuelta al electrónico, acabando el primer cuarto con ventaja mínima para El Pinar, 17-18. Se mantuvo la igualdad durante el segundo cuarto y eso tenía mérito para los locales porque en los visitantes la figura de Folgueiras se agigantaba y a Carlinhos Cobos se le veía con ganas. Raul García fue el encargado de liderar la parcela ofensiva del equipo de Bernabé con 7 puntos en este cuarto, que permitió que pese al buen hacer de los de José Caballero estos no llegasen al marcador con una ventaja desorbitada, 34-40.

Salió a sentenciar el encuentro El Pinar en el tercer cuarto y otra vez con Folgueiras como principal argumento, llegando la renta hasta los doce puntos que hacían saltar las alarmas en Estepona (38-50 min24). Pero se rehicieron los locales y tirando de esfuerzo colectivo, lograron un parcial de 14-4 en los últimos seis minutos de periodo que les metió de lleno en el partido de cara a los diez minutos decisivos. Pero en el último periodo ocurrió lo que suele pasar cuando juega El Pinar y el partido está en el aire. Que anotan, hieren al rival, y siguen anotando hasta dejar k.o. al rival y llevarse el triunfo. Un 0-5 de salida era el presagio, aunque Estepona seguía empeñado en aferrarse al partido y llegar con opciones a los minutos finales. Sin embargo hubo una jugada que marcó un antes y un después. Los colegiados, que no se pensaron dos veces a lo largo del partido lo de señalar técnicas cuando consideraban, señalaron antideportiva una acción defensiva de Adrián Mayor y en la protesta, técnica a Pablo Bernabé. El partido estaba 60-61 en ese momento. El Pinar anotó dos de los tres t1 que dispuso de esas acciones por lo que partido parecía que seguiría abierto. Sin embargo Estepona no se levantó de esa jugada y El Pinar sentenció. El marcador reflejaba 60-68 cuando Bernabé pidió tiempo muerto para intentar que los jugadores se recuperasen y volviesen al partido, pero ya era tarde porque Aguado olió la sangre y no perdonó. Y es que el joven base de 24 años anotó los últimos doce puntos de su equipo en forma de triple, impidiendo cualquier atisbo de reacción de Estepona, que vio como al igual que en el partido de ida, caía por un resultado más abultado de lo que fue realmente el partido, 67-82.

Radosavjevic y Folgueiras, los mejores en sus equipos.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *