Ecoculture Costa Almería todavía tiene mucho que decir

 Que nadie de por vencido todavía a Almería en la pelea por el top2. Si bien ahora mismo La Zubia y Novaschool (a la espera de lo que haga Benahavís para meterlo en el grupo o no, pues al igual que los citados solo han perdido tres partidos) han abierto algo de distancia con los perseguidores, aun queda mucha liga y partidos como el que disputó el conjunto almeriense frente a Estepona sirven para meter presión a los de arriba. Con Hickman y Rueda a pleno rendimiento y tanto todavía por jugarse, todo es posible.

twitter CB Almería

Poco pudo hacer Estepona ante lo que tenía enfrente. Al evidente cansancio que sufrían los chicos de Bernabé, que apenas dispusieron de 48 horas de descanso tras vencer a la Línea en partido aplazado (pueden leer la crónica de ese partido aquí) se sumó que Hickman y Rueda tenían ganas de reivindicarse una semana después de caer ante el filial de Unicaja. Entre ambos sumaron 18 puntos en diez primeros minutos mientras que Estepona solo fue capaz de anotar una canasta de juego en todo el periodo. 4-28 acabó el primer cuarto si bien si nos vamos a la valoración la diferencia era aún más sangrante, -9 a 44. Demasiada diferencia. Estepona simplemente no tuvo el día y Almería se aprovechó de ello porque los esteponeros han demostrado a lo largo de la liga tener mucho más nivel que el ofrecido en estos primeros diez minutos. Tanto es así que el segundo cuarto fue diametralmente distinto al primero. Estepona se sacudió de lo ocurrido en los primeros diez minutos y se puso a jugar a baloncesto. A base de forzar tiros libres y estar más entonados desde el 6’75 Estepona llegó a ponerse a catorce (27-41 a 1’34 del descanso). Al descanso la diferencia era de 17, 29-46 pero ya con ambos equipos más igualados en cuanto a prestaciones.

Sin embargo la remontada de los locales no tuvo continuidad tras el paso por vestuarios. Almería lograba un 2-11 en los primeros cinco  minutos para dejar claro que este partido era suyo (31-57). A los ya nombrados Hickman y Rueda se sumaba Joaquín Reyes, que acabaría el cuarto con nada menos que dieciocho puntos y su equipo, con el partido en el bolsillo a falta aun de diez minutos, 40-64. Con todo decido, el último cuarto sirvió al conjunto local para disminuir la diferencia hasta el definitivo 63-80.

Radosavljevic y Hickman fueron los mejores en sus equipos.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.