El Betis acaricia la permanencia ante un Xérez casi sentenciado

Victoria importantísima del filial del Betis para amarrar la permanencia en la Liga EBA. El filial verdiblanco, que lleva toda la temporada en el vagón de cola del grupo DB, tenía ante sí una final para poner tierra de por medio con el último puesto y dejar en la UCI a Xerez. Y ahí es donde se encuentra ahora mismo el equipo azulón. Tras su derrota la pasada jornada ante Gymnástica, que además supuso perder el basketaverage con los de El Puerto, este partido se presentaba como la finalísima para los chicos de Roldán, que volvieron a acusar un mal último periodo que les deja con casi los dos pies en el último puesto de descenso directo.
Twitter Baloncesto Xerez

El primer cuarto invitaba a pensar en que no iba a haber mucha emoción. Verbena ofensiva de los chicos entrenados por Pablo González que hacían gala de un ritmo anotador pocas veces visto en el equipo verdiblanco esta temporada. Con Hao en plan estelar, el filial bético rápidamente lograba una renta holgada mientras que Xerez se mostraba incapaz de reaccionar (22-8 min6). Solo Ogbonna, con ocho puntos en estos primeros minutos, hacía cara al conjunto local que mandaba por 29-18 tras los primeros diez minutos. No tenía otra Xerez que parar el ritmo anotador del Betis si querían tener opciones, y lo lograron. Aprovechando los minutos de descanso de Hao, reaccionó el conjunto xerecista en defensa, dejando al Betis en 12 puntos en este cuarto. En ataque, unos buenos minutos de Sullivan y el acierto general del colectivo permitió a Xerez recortar algo la distancia al descanso, 41-34.
Siguió recortando Xerez en el tercer cuarto. La aparición de Roveres y la vuelta a pista de Hao no fue suficiente para evitar que los visitantes siguieran metiéndose en el partido. Clave fue el acierto exterior, anotando los tres intentos de t3 en el cuarto. Con Abu y Niang inspirados de cara al aro Xerez acabaría el periodo solo uno abajo, 60-59. Ya había hecho lo más difícil Xerez, meterse en el partido cuando hubo momentos en los que estuvo fuera. Pero otra vez el último cuarto los condenó. Otra vez se repitieron las precipitaciones y apareció la ansiedad de quien sabe se juega todo y no le salen las cosas. Los béticos solo tuvieron que poner algunos puntos y una defensa que obligase al fallo visitante para llevarse el partido por un resultado final de 71-64
Hao y Ogbonna fueron los mejores en sus equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.