Benahavís se abona al top2 en un gran fin de semana

Lo de Benahavís es sin lugar a dudas, la gran sorpresa de este grupo D-A. Si ha comienzos de temporada el equipo del pequeño pueblo malagueño estaba en las quinielas para estar en la parte baja, la situación ahora mismo es muy distinta. El Covid ha hecho que la ilusión se cogiese con cautela pero, tras un fin de semana idílico, ganando como visitante a Melilla y Martos, el equipo de Rai Sánchez está 8-4, una marca que da pleno derecho a soñar despierto con el top2. Pero ya no es solo la marca, sino las sensaciones. Un equipo que desde el comienzo de temporada ha sido muy compacto, ha mejorado en los últimos choques el único pero que se les podía poner, la anotación. En los últimos cuatro partidos, tres partidos por encima de los ochenta puntos, incluidos estos dos últimos que sin duda ha sido decisivo par que ahora mismo Benahavís esté en la pelea por los puestos de privilegio.
Melilla Sport Capital CAM Enrique Soler 76 – 83 Benahavís

Facebook CAM Enrique Soler



El partido llevó el nombre claro de Pedro López. El ex de Mijas hizo su mejor partido en Liga EBA y fue decisivo para que los costasoleños se llevasen el partido. El primer cuarto fue de toma de contacto, intercambios continuos con Melilla apostándolo casi todo a Javi González, que lideró los mejores minutos de los chicos de Paco del Pino llegando a tener el conjunto melillense una ventaja de siete puntos mediado el periodo (18-11 min5) que no tardó en recortar Benahavís gracias al acierto exterior de Ramírez y Vigara, acabando el primer cuarto con renta mínima para los locales, 23-21. El segundo cuarto mantuvo la igualdad hasta que Pedro López empezó su show.  Con el apoyo del siempre fiable Pellerín, la aportación de López sirivó para que Benahavís pusiera tierra de por medio ante un Melilla que se sentía muy incómodo. Al descanso mandaban los visitantes 36-42.
El segundo tiempo fue un quiero y no puedo de Melilla, siempre cerca en el marcador pero a la vez incapaz siquiera de empatar el partido ante Benahavís, que pese a la corta renta mostraba mejores sensaciones, más soltura y sobre todo, capacidad defensiva provocando serias dificultades a los locales para acceder con facilidad al aro. A falta de 10 minutos, mandaba Benahavís 54-63. Pintaba mal el asunto para Melilla y se complicaba más de inicio con López haciendo mucho daño. 57-67 a falta de 7 para el final y del Pino pedía tiempo muerto. Los suyos no encontraban el camino. Pero poco a poco volvieron al partido y tras picar mucha piedra un triple de como no, Javi González ponía a Melilla solo tres puntos, 71-74 y quedaban aun más de dos minutos. Tuvo opción González de poner a su equipo a solo uno pero erró el tiro y lo siguiente fue una nueva canasta de López que supuso el +5 de cara el minuto final. Lo siguió intentando Melilla, pero Benahavís supo jugar con su ventaja y cerró bien el partido, 76-83.
González y Lopéz fueron los mejores en sus equipos.
Montetucci CB Martos 73 – 81 Benahavís

Y de manera similar, pero con la heroicidad de hacerlo tras jugar día anterior los benahavienses lograron el triunfo en Martos. No era sencillo ya que enfrente estaba un equipo que había cogido carrerilla en liga con tres victorias, pero Benahavís, con un esfuerzo más coral si cabe que el día anterior, supo anular las virtudes locales.
Desde el primer momento mostró Benahavís sus intenciones, anular el tiro exterior de Fidalgo y hacer sentir incómodo tanto a Furlan como a Cigoja. Y lo lograron pues Fidalgo siquiera tiró desde el 6’75 en todo el primer tiempo mientras que Furlan estuvo bien controlado gracias a las ayudas y Cigoja no tuvo ni mucho menos el día (acabó expulsado por doble técnica). Con las principales armas locales controladas, Benahavís mostraba múltiples armas con las que hacer daño en ataque, destacando especialmente Evan Pellerín que salió vencedor de su duelo con Miglionico (que no es poca cosa) acabando el primer cuarto con 4 puntos pero sobre todo, seis rebotes que daban fe de su buen hacer. 15-23 acabó el primer cuarto y como decimos, con Benahavís muy cómodo. El segundo cuarto igualó el partido. A base de intensidad, Martos logró que Benahavís no se escapase. Los buenos minutos de Espejo y Dudesky permitieron apretar de nuevo el marcador tanto que lograron darle la vuelta y que el partido entrase en una fase de intercambio de ventajas (29-27 min15). Sin embargo Benahavís recuperó el control del partido en los últimos minutos y con Pellerín liderando, lograron irse al descanso con ventaja, 34-39.
El tercer cuarto fue ejemplo de basket-control por parte de los chicos de Rai Sánchez. Salvo en momentos muy puntuales, siempre gozaron de una ventaja destacable, gracias en gran parte a que Martos entró muy rápido en bonus, gozando de tiros libres que raramente eran perdonados por los visitantes. En esas Martos no se rendía, pero no le daba para meter el miedo en el cuerpo a Benahavís, que se iba a los diez últimos minutos con siete de ventaja, 54-61. Pese a que la renta no era excesiva, lo cierto es que no hubo historia en el último cuarto ya que, pese a un último empujón anotador local, Benahavís lograba contrarrestar, haciendo de los minutos decisivos un intercambio de golpes que les beneficiaba. Al final 73-81 para Benahavís que como hemos dicho en la introducción de esta doble crónica, vuelve a casa con licencia para soñar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.