Unicaja sigue de dulce y somete a Estepona

No cede el conjunto cajista en esta temporada. Los chicos de Antonio Herrera llevan rindiendo a un gran nivel desde que comenzó la temporada y están superando las expectativas. Con un una intensidad marca de la casa y un talento descomunal en la mayor parte de su plantel el filial de Unicaja está demostrando estar este año un nivel por encima de la temporada pasada. Y eso amigos, no es poco estando en ese plantel los Pablo Sánchez, Godspower, etc. De ese nivel dio cuenta esta jornada Estepona, que atraviesa un bache que le ha dejado descolgado de la parte media alta. No obstante los resultados de Melilla y Martos les ha favorecido a los de Pablo Bernabé. Entre estos tres equipos parece, se decidirán las plazas 8 a 10.

En el primer tiempo Unicaja casi calcó los veinte minutos de su último partido frente a ULB. Un gran ritmo anotador, y que aguante el que pueda. Pero lo cierto es que Estepona estuvo muy bien en el primer cuarto en lo que se refiere a anotación. Destacaba Adrián Latorre, que firmó uno de sus mejores partidos en la categoría. Por Unicaja, Tamba y Coulibaly se mostraban como los más peligros, anotando siete puntos cada uno en el primer cuarto, acabó 24-22 para Unicaja y con tres t3 para cada equipo que daba fe de lo atractivo del partido. En el segundo cuarto sin embargo le costó más a Estepona seguir el ritmo anotador del conjunto cajista, que si algo tiene son jugadores capaces de anotar. Pablo Tamba lideraba las embestidas locales alcanzando los 15 puntos mediado el periodo y obligando a Bernabé a parar el partido porque el guion no era nada favorable a los visitantes (38-29). Pero nada más lejos, Unicaja siguió creciendo en el partido y a cuatro del descanso lograba los +15 que eran una serie amenaza de que se rompiese el encuentro si bien Estepona no bajó los brazos y logró remar para dejar la desventaja al descanso en diez puntos y seguir en el partido, que no era poco (50-40).

El segundo tiempo comenzó con un 0-5 que metía de lleno a Estepona en el partido, o al menos eso parecía pues Unicaja ante la cercanía de su rival volvió a tener una racha ofensiva liderada esta vez por Sené y Tanchyn que permitía al conjunto local volver a tener una renta superior a los diez cuando restaban cuatro para llegar al último cuarto (61-47 min26). Esos últimos cuatro minutos fueron de continuo intercambio de canastas en ambos equipos, lo que beneficiaba a Unicaja encararía el último cuarto con once de ventaja, 65-54. En los últimos diez minutos Unicaja se dedicó a igualar las prestaciones de Estepona, que pese a no dejarlo de intentar parecía que no les iba a dar para llegar con opciones a los instantes finales. Sin embargo, tirando de orgullo y claro está de baloncesto, lograron reducir los dos dígitos de desventaja a falta de dos minutos (78-69) y acercarse a solo seis en el último minuto. No obstante no se pusieron nerviosos los jóvenes locales, que cerraron el partido desde el tiro libre para amarrar su octava victoria de la temporada 83-74.

Tamba y Latorre fueron los mejores en sus equipos.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.