Golpe de efecto de Benahavís

 Uno no suele saber como acaba un libro, una historia hasta que llega a la página final. Pero en ocasiones, a falta de que el escritor ratifique los pronósticos, el lector puede hacerse la idea de por donde puede ir el final. Algo así ocurre con Benahavís. Un equipo que al que casi nadie (solo 4 de 40 personas en la encuesta que hicimos a inicios de temporada) les daba opciones de acabar en el top2 y que va a concluir el mes de marzo como el equipo que mejor lo tiene para amarrar una de esas dos plazas tan codiciadas en un grupo D-A que es uno (por no decir el que más) de los más apretados de toda la Liga EBA.

Foto: alsoldelacosta

Y para darle más épica esta vez los benahavileños vencieron al C.B. Andújar de Berni Castillo, Ángel Vázquez y compañía. Los de Rafa Ramos podían haber salido con medio top2 debajo del brazo pero eso no entraba en las páginas de esta gran historia que está escribiendo el equipo de Rai Sánchez.

Gran culpa de la victoria de Benahavís la tuvo Adrián Ramírez. Candidato a jugador revelación del grupo D-A (no se preocupen, ya haremos una encuesta para que ustedes dictamen sentencia sobre esto y más) el ex de Unicaja volvió a tener uno de esos partidos en los que no hay rival que lo pare. Con 26 puntos acabó Ramírez, que ya desde el primer cuarto apuntaba que iba a tener el día. Junto a él, varios jugadores que anotaron sus 5 o 6 puntos que suponían graves problemas para Andújar ya que no encontraban la manera de que Benahavís dejase de anotar. Para colmo de los visitantes, Ángel Vázquez no se encontraba y acaba el periodo con 4 pérdidas. Benahavís mandaba 27-18 tras los diez primeros minutos con total merecimiento.

 En el segundo cuarto bajaron las revoluciones en cuanto a anotación, pero la tendencia seguía siendo la misma. Un Andújar muy errático y Benahavís sintiéndose superior y jugando de memoria, perdiendo muy pocos balones (solo 3 en la primera parte) y en definitiva, siendo mejor. Al descanso rozaba Benahavís el +20, 45-28.

El tercer cuarto fue el de la reacción iliturgitana. Tardaron veinte minutos los de Rafa Ramos en entrar en el partido. Pero cuando lo hicieron, dieron la sensación de ser el huracán que todo arrasa. Berni y Ángel se pusieron el mono de trabajo y contra eso ya puedes estar jugando a gran nivel que te van a pasar por encima igualmente. Llegaron a estar a solo tres los visitantes pero la última canasta del periodo fue un triple de Vigara. 60-54 tras 30 minuto.

 Andújar estaba ahí y corría Benahavís el riesgo de ponerse nervioso al ver a su rival tan cerca cuando lo tuvo contra las cuerdas. Pero nada más lejos, desde el comienzo del último cuarto Benahavís estuvo mejor que Andújar. Con Ramírez enchufadísimo y el resto del equipo acompañando los locales hacían frente a un Andújar que seguía a un nivel altísimo pero que se encontró con un equipo que le jugaba sin achantarse. No tardaron el volver las rentas superiores a los diez puntos para Benahavís (70-60) que fue capaz de mantener su nivel baloncestístico para que Andújar llegase a los minutos finales sin opciones de remontada (83-69 min38). Al final 85-77 que supone un paso muy importante para Benahavís en una historia cuyo final cada vez es más predecible. Aunque esta temporada en el grupo D-A los giros inesperados son la tónica dominante.

Adrián Ramírez y Berni Castillo los mejores en sus equipos.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.