Sagrado Cáceres cierra un gran año con un triunfo inerte

Al final este partido no tuvo nada en juego. Semanas antes veíamos este choque en la última jornada como una final por el top2 entre dos grandes equipos de este grupo D-B. Sin embargo los resultados anteriores a la jornada hizo que no hubiese nada en juego en este partido, con Huelva Comercio líder y Lithium Iberia sin opciones. Aun así, partido muy divertido en el que se vio lo bueno de ambos conjuntos. Yan Colome cierra el año con otra exhibición, 42 puntos.

Twitter Huelva Comercio

Para Álvaro García y Koibe no parecía un partido intrascendente. En los cinco primeros minutos 6 y 10 puntos respectivamente para que los suyos tuviesen ventaja, 13-20. Esa desventaja la iría recortando el conjunto de Márquez, que cerraba el primer periodo uno abajo, 26-27.
En el segundo cuarto ya empataría Sagrado Cáceres con un Yan Colome desatado (18 puntos y empate a 32 min12) pero entre Koibe y los primeros puntos de Seguí, Huelva volvía a coger ventaja (34-41 min15) y obligaba al técnico local a parar el partido. No obstante Huelva seguiría conservando su ventaja y al descanso, mandaba por 42-50.
Intentaría Sagrado Cáceres recortar diferencias de salida, con un Yan Colome que seguía desatado. Pero Huelva, con hambre de victoria pese a tener el liderato asegurado, se mantenía firme en el partido y llegó tras mucho esfuerzo a lograr una diferencia de dos cifras cuando quedaban 4 minutos para acabar el periodo (63-74 min26). Una última canasta de Garello dejaba la diferencia en siete puntos de cara al último periodo, 69-76.
En el último periodo, se mantuvo la inercia de Huelva conteniendo a Sagrado Cáceres, que veía como pasaban los minutos y la remontada no llegaba (79-87 min35). Pero conforme llegaba el final, Sagrado Cáceres fue apretando el marcador y llegado al último minuto, Yan Colome lograba su punto 40 tras un triple que empataba el partido a 91. Otra canasta de Colome y un t1 de Villegas cerrarían el marcador y el triunfo de Sagrado Cáceres por 94-91.
Yan Colome y Koibe fueron los mejores en sus equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *