Huelva Comercio se presenta ante su público

El Enrique Benítez se presentaba este sábado ante su público en el Andrés Estrada de Huelva en su primer partido de pretemporada enfrentándose al Ginásio Clube Olhaense de la localidad de Olhao (Portugal). En un choque muy poco equilibrado, los onubenses se imponían a los lusitanos por un clarísimo 96-43 que deja patente lo que sucedió en el parquet entre ambos conjuntos.

Los pupilos de Gabriel Carrasco llegaban a este primer envite de pretemporada con las bajas de García-Quílez y de Javi Márquez, dos jugadores llamados a disponer de muchos minutos en la próxima temporada. Tras el salto inicial, Huelva Comercio deja a las claras cuál va a ser su estilo de juego esta temporada y empieza a plantear un partido basado en una defensa muy física y agresiva, cerrando el rebote defensivo y jugando al contraataque de manera clara y decisiva. De esta manera termina el primer cuarto con un 25-9 que no dejaba lugar a dudas. Los de albero y negro habían planteado una defensa rocosa, con Guido Villamil mandando en la pintura y con un enorme Fede Ristori convirtiéndose en una prolongación de Gabi Carrasco en la pista.



El segundo cuarto se convirtió en un monólogo de los onubenses que insistían una y otra vez en el mismo dibujo: defensa muy asfixiante y búsqueda del contraataque relámpago. Los escasos ataques estáticos que se pudieron ver en el partido se solventaban buscando el tiro exterior desde el triple de Alberto Torres sobre todo, lo que da una pista de por dónde va a ir el juego de Huelva Comercio esta temporada que se avecina.

Tras el descanso los portugueses volvieron a la pista mucho más agresivos, esfuerzo que poco les sirvió para cerrar un tercer cuarto con un rotundo 81-31. El conjunto del Algarve se cargaba de faltas, los que unido a alguna baja y una lesión durante el partido dejaba casi en cuadro sobre el parquet a los portugueses. En esta fase del partido el juego ya era lo de menos y Carrasco se esforzaba por mantener motivados a unos jugadores que encontraban poca oposición en un equipo que evidenciaba una notoria diferencia de nivel. Huelva Comercio siguió hasta el último minuto defendiendo su planteamiento para este año de defensa muy agresiva basada en el derroche físico de sus jugadores que provoca continuos contragolpes que se solucionan desde la pintura o desde el triple. De esta manera se llegaba al final del choque con un clarísimo 96-43 que resume por sí solo lo que fue el partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *