Sagrado Corazón termina la 1ª vuelta empujando hacia el top2

Terminando la primera vuelta, queda claro, cristalino, evidente, visible que Sagrado Corazón va a estar en la pelea por el top2. El equipo de Juan Pablo Márquez ya juega de memoria, ya se conocen los jugadores y saben lo que tienen que hacer. Y eso con la calidad que tienen varios de ellos es diferencial en esta categoría. No solo Tsoumanis, que no es noticia pero no podemos dejar de mencionar su nivel. Esta vez hizo 27 puntos el griego, aunque estuvo algo por debajo del 50% en tc cuando su media supera el 60. Esta vez hubo alguien mejor que él a nivel individual. Fue Belemene, quien anotó menos que su compañero pero estuvo muy efectivo en el tiro. En definitiva, este equipo tiene unos cuantos jugadores muy muy buenos. Y luego el resto del equipo acompaña bien, como ya demostraron el año pasado.

En Baublock Gymnástica es posible que esperasen cerrar la primera vuelta con algún triunfo más. Solo dos triunfos pese a contar desde hace ya unas semanas con dos jugadores muy importantes como Sánchez e Ilincic. Mención aparte para el serbio, que sea cual sea el rival destaca y de qué manera. Oposita claramente a ser uno de los mejores pívots del grupo D.



El partido, pese al abultado resultado final, comenzó una Gymnástica a un gran nivel. Sobre todo en defensa, donde debían doblegar esfuerzos para evitar que el talento ofensivo local entrase en escena. Hasta cinco minutos tardaron los locales en anotar una canasta, aunque en ese lapso de tiempo Gymnástica tampoco estuvo muy acertada en ataque (2-5 min5). Esa canasta fue el inicio de un 8-0 de parcial que demostraba que si los locales engrasaban la máquina, el equipo portuense iba a tener poco que hacer (8-5 min6). Aparecieron para que la Gymnástica volviese al partido el dúo Sánchez-Ilincic, y con una última canasta de Molina el conjunto de Eladio Vázquez acababa por delante el primer periodo, 14-16.

Comenzaba fuerte Sagrado Corazón el segundo periodo aunque Gymnástica seguía haciendo un buen baloncesto que les permitía aguantar los primeros minutos (23-22 min13). En los siguientes minutos, Tsoumanis entró en acción para que los suyos tuviesen una primera renta destacable (32-24 min15) aunque la Gymnástica todavía sería capaz de volver a empatar el partido y provocar que el técnico local parase el partido. Un tiempo muerto que sirvió para que los suyos volviesen a poner la velocidad de crucero para llegar al descanso con una renta destacable, 48-38. Por cierto, 34 puntos anotados solo en este periodo por los locales, una locura.



Tras el descanso la inclinación del partido ya parecía estar clara. Sagrado Corazón había encontrado el ritmo de juego adecuado, aunque no es de menos reconocer que la Gymnástica pese a la dificultad del rival no se vino abajo, de nuevo con Ilincic como hombre principal y que se negaba a darse por vencido. Así, los portuenses lograban que una vez solo quedaba los diez últimos minutos, hubiese una pequeña esperanza porque la distancia no era tan descabellada, 66-54.

Pero Sagrado Corazón no permitió ni que la idea rondase por la pista. Un 9-0 en dos minutos que hacían que las distancias ya se fuesen a los más de veinte puntos y dejase sin opción alguna al conjunto visitante (75-54). Así, el resto del periodo transcurrió sin más historia, acabando el partido con marcador 94-69 que supone la séptima victoria seguida de los cacereños, la mejor racha actual en todo el grupo D.



Belemene e Ilincic fueron los más valorados en sus equipos.

Ficha técnica

Foto: facebook live Gymnástica Portuense

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.