Así queda el protocolo sanitario tras la actualización de la FEB

Fuente: FEB

Las medidas establecidas tendrán una vigencia temporal hasta la jornada del 26-27 de febrero y serán objeto de seguimiento y evolución continua, con el objetivo de garantizar tanto el desarrollo de las competiciones como la seguridad de los participantes.

El protocolo, que ya se ha comunicado al CSD, a los clubes participantes en todas las competiciones FEB y a las Federaciones Autonómicas, incluye la obligación de realizar un test de antígenos a todos los integrantes de la plantilla el día de inicio de entrenamientos previos a la jornada del 7-9 de enero.

Una vez iniciada la competición se establece como pauta obligatoria un test de antígenos 72 horas antes de la celebración del encuentro (para los equipos con competición semanal) o dos test para las competiciones que tengan dos encuentros a la semana.

En caso de algún resultado positivo se realizará una prueba PCR de contraste inmediata, debiéndose comunicar los resultados con una antelación mínima de 24 horas al inicio del encuentro programado. De confirmarse el positivo, el jugador permanecerá en cuarentena. Los miembros de la plantilla con certificado de vacunación y test de antígenos negativo podrán seguir entrenando, siempre manteniendo la vigilancia y el control sobre la posible aparición de síntomas, y deberán realizar un nuevo test de antígenos de contraste a las 48 horas. Quienes no hayan presentado el certificado de vacunación, deberán mantenerse al margen del grupo y realizar una prueba PCR de contraste a las 48 horas, o permanecer durante 10 días en cuarentena. Si el resultado de la prueba es negativo, se reincorporarán al grupo observando idénticas medidas de control y vigilancia.

Si se producen más de dos resultados positivos se considera brote y todo el equipo quedaría en cuarentena durante 10 días (o el plazo marcado por las autoridades competentes), aplazando los partidos previstos jugar en ese periodo de tiempo. Tras la reincorporación, será necesario realizar, como mínimo, un test de antígenos o PCR previo a la competición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.