A Peñarroya le queda mucha vida

Victoria vital en el literal sentido de la expresión la lograda en la tarde de ayer para Climanavas Agrometal Peñarroya. Los de Santaella tenían ante sí una final para su supervivencia en la liga EBA al recibir a su inmediato rival directo, Andújar. Celebrando para la ocasión el día del aficionado, con entrada gratuita, hubo un gran ambiente en las gradas y un luchado partido en la pista. La victoria no les vale para depender todavía de ellos mismos porque Andújar tiene un partido por recuperar en Estepona, aunque trasladan la presión al otro bando, que no es cosa menor.

El partido comenzó la inesperada incorporación por parte iliturgitana de David Suka, histórico del conjunto dirigido por Nacho Criado que fue llamado para la ocasión.

El partido estuvo igualado en todas sus fases, fruto de que ambos equipos no se llevan mucho en calidad y también de lo que estaba en juego, que se palpaba en el juego de ambos y hacía que no hubiese excesivos riesgos. En el primer cuarto dominó la mayor parte del tiempo Peñarroya, aprovechando el acierto de sus hombres desde la línea del 6’75. Pero Andújar, pese a que Mileta no tenía, ni tuvo su día, se mantenía en el partido y con un triple de Antonio Martínez lograban terminar el periodo con empate a 22.

Misma línea en el segundo cuarto, con Andújar logrando ocasionalmente alguna ventaja mínima (28-29 min13), si bien Peñarroya se mostraba no mucho, pero algo más acertado en el tiro para lograr distancias de más de una posesión que eran oro en un partido tan igualado como este (33-29 min16). A poco más de un minuto llegó la máxima de seis puntos tras un triple de Varo, aunque una última canasta de Aksels Ilmars dejaría el marcador en 42-38 al descanso.

Con un triple de Luis Rodríguez comenzaba la segunda parte, lo que ampliaba la distancia hasta los siete puntos. Pese a no ser una distancia excesivamente amplia, los peñarriblenses lograrían a partir de ella controlar el marcador en tanto que Andújar solo lograría empatar el partido en una ocasión (56-56 minuto 27), siendo el resultado favorable el resto del tiempo a los intereses locales. Sin embargo, a falta de diez minutos la distancia era de solo dos puntos, quedando así mucho por decir en los diez últimos minutos (58-56).




Comenzó algo mejor Andújar el último periodo, con más acierto ofensivo que le permitía bastante tiempo después verse por delante en el partido. Un triple de Jaime Pérez, que por cierto sigue dando pasos hacia delante en ataque, ponía un más cinco que hacía saltar las alarmas en Peñarroya (66-71 min34). Despertó Peñarroya tras el tm, con un parcial de 6-0 que les permitía verse por delante nuevamente. Robak y Suka desde el tiro libre devolvían la ventaja a Andújar a falta de tres minutos (73-75). Estaba el partido en un puño y se lo podía llevar cualquiera. Otra canasta de Robak ponía un +4 que hacía temblar para mal la grada local, que inmediatamente se vino arriba tras un 2+1 de Joselito que dejaba a los suyos uno abajo a falta de dos minutos.

Robak seguía imparable y lograba otra vez poner por delante otra vez a Andújar, pero en la siguiente acción saltó un triple de Rodríguez hacía saltar a la grada local. No era para menos, porque los suyos iban ganando a falta de un minuto (80-79). Tras una serie de tiros libres, Peñarroya mandaba de tres, pero la última era para Andújar. El tiro para forzar la prórroga fue para Suka, pero no entró el tiro, finalizó el partido y la afición local pudo así celebrar una victoria vital, en el estricto sentido de la palabra (83-80).

Gonzalo Orozco y Robak fueron los mejores en sus equipos.

Ficha técnica

Foto: Pedro Calzado

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.