Peñarroya remonta para seguir con esperanza

Un gran último cuarto permitió a Climanavas Agrometal Peñarroya por unas horas estar fuera del descenso directo. Y es que mientras los de Santaella culminaban una remontada ante ULB, Andújar estaba cayendo ante Jaén. Finalmente los iliturgitanos ganaron el derbi, pero Peñarroya avisa: no se van a rendir hasta el final.

La primera de las tres finales (siempre como locales) que tienen por delante los peñarriblenses la saldaron con triunfo ante OH!Tels pese al enorme partido de Matoso, quien sobre todo en la primera parte jugaba cual abusón en el patio del colegio, anotando y capturando rebotes ofensivos con facilidad. Era la principal arma del equipo de Guti, que veía, como todos como, como a partir de la figura de Matoso su equipo superaba a un Peñarroya bien plantado, pero que flaqueaba en exceso en el rebote. El primer cuarto terminó 13-20, y con el pívot linense con más valoración (15) que Peñarroya (9). Además, también destacaba en este primer envite Hugo Tavío, con dos t3.

Mejoró Peñarroya en el segundo cuarto en el apartado reboteador, evitando esta vez el dominio en el rebote de La Línea, aunque Matoso seguía haciendo daño (23 de valoración al descanso). El cuarto transcurrió en su totalidad con la Línea manteniendo su ventaja, sin llegar en ningún momento a la doble cifra de ventaja, pero con Peñarroya nunca a menos de cuatro punto. Sería esa la distancia entre ambos equipos al descanso tras el último triple de Luis Rodríguez, 33-37.




El tercer periodo tuvo un nombre propio: Joselito Gutiérrez. El cordobés se hizo dueño y señor del partido con unos minutos soberbios, dando aire fresco al ataque local, aunque La Línea seguía manteniendo el ritmo. Tras unos minutos con los locales acercándose, un triple de Mateos ponía a La Línea con +7, obligando a Santaella a parar el partido (41-48 min27). El tiempo muerto surtió efecto, porque en el tiempo restante el parcial fue de 8-3, dejando un resultado a falta de diez minutos de 49-51.

El último cuarto comenzó con Peñarroya bastante tiempo después por delante tras un triple de Orozco (54-51 min32), aunque los linenses mantuvieron la igualdad en el partido varios minutos más, de manera que a solo cinco para el final, la distancia era de solo dos puntos favorable a Peñarroya (56-54). Sin embargo, en estos minutos los locales jugaron con una marcha más, aquella que tiene quien se está jugando la vida. Se notó, aunque La Línea no bajó los brazos que Peñarroya estaba jugando a vida o muerte. Así, entrado el último minuto se llegó con el partido finiquitado para los intereses locales, que cerraron el choque con un resultado favorable de 71-62.

Joselito Gutiérrez y Cándido Matoso fueron los mejores en sus equipos.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.