Enrique Soler aprieta la parte media baja tras ganar a Estepona

Crónica: web CAB Estepona

Sin nada en juego y sin tensión clasificatoria. Así afrontaba el CAB Estepona su desplazamiento a Melilla, una situación que a veces saca lo mejor de los jugadores y que en ocasiones hace que falte motivación. Abría Leandro Furlán el marcador con un lanzamiento desde más allá del arco, y tras un intercambio de canastas (8-7, min.2), los visitantes lograban su primera ventaja de cierta importancia tras dos canastas del argentino y un triple de Guille Urbano (8-14, min. 4). Mantenía la renta el equipo de Pablo Bernabé, obligando a Ana Mónica Rodríguez a pedir tiempo muerto. Y ahí llegó el punto de inflexión: tres minutos y medio sin anotar en los que Melilla Sport Capital Enrique Soler lograba 14 puntos que lo situaban con ocho de ventaja (26-18, min. 9). Sumó tres puntos Pablo Rodríguez antes de acabar el primer periodo, pero Dani Terrón hizo lo propio para poner el 29-21 en el luminoso.

La desventaja llegó a ser de 14 puntos tras una canasta de Olle Stumer (38-24, min. 14) que provocaba el tiempo muerto de Pablo Bernabé, que logró la reacción de sus pupilos, que no perdieron la cara al encuentro y jugaron de tú a tú a los locales hasta el descanso, evitando que la máxima renta fuera mayor y reduciendo poco a poco, llegando al entretiempo con 48-40 en el luminoso de Guillermo Pezzi.

Un triple de Alberto Artiles nada más comenzar el tercer cuarto ponía al CAB Estepona más cerca de sus rivales que durante todo el segundo cuarto, y aunque en un primer momento los melillenses respondieron bien, los visitantes se acercaron hasta los tres puntos (54-51, min 24) tras dos tiros libres de Tobias Reinholt, obligando de nuevo a la entrenadora local a solicitar tiempo muerto. Y de nuevo fue clave, pues Melilla Sport Capital Enrique Soler lograba un 14-4 que de nuevo les situaba con más de una decena de puntos de ventaja (68-55, min. 29) cuando se afrontaban los minutos finales del tercer periodo.

Poco pudo hacer el CAB Estepona en el último cuarto, que veía cómo la inercia positiva de los locales seguía, poniendo Javi Ruiz de Terry la máxima del partido (79-61, min. 36) poco después del ecuador del acto. Tomaron galones Furlán y Reinholt, que sumaban seis puntos seguidos y Edu Borrego completaba el 0-8 de parcial, pero para entonces solo quedaba minuto y medio de partido y la desventaja era una decena de puntos. No se pudo hacer más y se terminó cayendo por 86-71.

Ficha técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.