Repasando la 21/22 con Juan Luis Esteban

  • Gracias por aceptar esta entrevista. Díganos, ¿qué nota pondría a la temporada de su equipo?

Conseguir crear un buen equipo de baloncesto en solo dos temporadas es difícil. Hacer que hagan un buen baloncesto, lo es, aún más. Conseguir que el nivel de compromiso del equipo se igualara bastante más que la temporada pasada dice mucho del tipo de personas que han ido al club y de las que se quedaron de la temporada anterior. Hacer que los jugadores tengan seguridad, que confíen los unos en los otros, se sientan valorados, protagonistas dentro del equipo y que luchen por aquello que vale la pena…permite competir contra cualquier equipo.

La nota es de sobresaliente, porque ser segundos en la primera vuelta, con victorias contra grandes equipos y presupuestos como Huelva Comercio (84-59) y a Sagrado Corazón (83-61) con diferencias de puntos y sin jugadores extranjeros y comunitarios nos permitiría mantener opciones de estar arriba y conseguir el objetivo que pienso debe tener un club, que no es otro que mantenerse durante varias temporadas arriba en la clasificación para que cuando se den las condiciones económicas adecuadas pueda dar un salto de calidad y busque, como ha intentado Ciudad de Huelva, estar en fases finales para ascender a Leb Plata. La ciudad de San Fernando se lo merece.

  • ¿Cuál fue el mejor momento de la temporada?

Una imagen vale más que mil palabras. Todos unidos y compitiendo tanto dentro como fuera de casa. Ese partido es el último partido de la primera vuelta ganando a Gymnástica (74-90) en su cancha y acabando la primera vuelta con solo dos derrotas, con el mejor ataque de la liga, jugando un buen baloncesto con buena toma de decisiones y con la segunda mejor defensa de la liga en esos momentos tan solo superados en defensa por de Ciudad de Huelva.




  • ¿Y el peor?

El partido que nos obligó a jugar la FEB con cinco positivos por Covid confirmados (4 jugadores importantes como César, Josu, Iago y Jaime y segundo entrenador) contra Ciudad de Huelva con el arsenal que tenía y líder de la competición. El partido lo perdimos de un punto (77-78) con un triple a tablero habiendo fallado segundos antes una entrada tras un robo defensivo y fallar 4 tiros libres. Ese partido por las circunstancias en que jugamos en inferioridad nos dejó tocados y fuera de todas las opciones para poder seguir luchando por estar más arriba.

Tras ese partido la FEB nos suspende el siguiente partido contra City of Badajoz Academy, nos obliga a ir Badajoz a jugar ese segundo partido un miércoles por la noche con otros 8 jugadores porque por motivos laborales no pudieron viajar 4 jugadores importantes. Además, en el final del partido el árbitro principal concede un balón parado con el pie que les facilitó un contraataque, y segundo después concede un triple fuera de tiempo (se le mostró en el vídeo a la FEB y al él). Fueron momentos duros que nos costó superar. Algunos jugadores se desanimaron, y en esas semanas no cogimos el ritmo suficiente poder afrontar el ritmo de entrenamiento y de partido que se necesita en esta competición.

Tras esos partidos la FEB, volvió a cambiar el reglamento en cuanto al número de jugadores necesarios para afrontar un partido durante la competición.

  • ¿Qué jugador que no sea de su equipo le sorprendió más este año en el grupo D?

El mejor jugador que he visto ha sido Andreas Tsoumanis, con 32 minutos de juego, 19,9 p.p.p., con sus porcentajes de acierto en tiros de campo, 78,9 % en tiros libres, 10,5 rebotes, 25,9 de valoración…su conocimiento del juego, lo que aportaba al equipo, aunque con pequeños errores en partidos importantes, han hecho de él un jugador imprescindible para Sagrado Corazón que de nuevo ha sido para mí el equipo que mejores extranjeros y comunitarios ha fichado.

Además del trabajo realizado con Cedric Alexandre Beleme convirtiendo a un 4 en un 3 y que durante varios meses dio al equipo, la defensa, el rebote y los puntos que necesitaban para acabar primeros de la liga regular, aunque en el tramo final se desinflara un poco.

    • El equipo terminó en cuarta posición, por detrás de los onubenses y un Sagrado Corazón que con sus fichajes también era equipo a batir. ¿Era la posición que se marcaron a principio de temporada o querían más?




Nuestro objetivo era estar arriba y competir cada partido. Para estar más arriba un equipo necesita igualar el nivel de ambición de todos sus componentes. No necesariamente el entrenador debe ser el más ambicioso, también los jugadores deben querer estar más arriba. Debemos pensar que los equipos profesionales o con un buen número de jugadores profesionales realizan más sesiones de entrenamiento, incluso en jornadas de tres mañanas y cuatro tardes. Profesionalizar a club, jugadores y técnicos es lo que permite ir subiendo de posiciones en la clasificación y en las opciones de competir en otra categoría.

Nosotros entrenamos en condiciones no muy adecuadas para poder estar mejor o mantener la forma durante más tiempo, porque disponer de 75 minutos un equipo de EBA en pista central dos días, y, uno o dos días 90 minutos, en pista lateral a la semana y es muy poco para mejorar técnica y tácticamente al jugador. Esto no es una cosa del club que solicita cada temporada un mayor tiempo de entrenamiento en el lugar donde se juegan los partidos cada temporada, pero no se conceden y ahí está uno de los grandes detalles a mejorar en la ciudad de San Fernando, el poder entrenar lo necesario.

  • Aunque lograron victorias importantes como locales ante Huelva Comercio o Sagrado Corazón, luego cayeron ante equipos de la zona baja como Coria o Betis ¿Fueron esas derrotas la clave para no estar en la pelea hasta el final?

Fueron derrotas importantes para estar más arriba porque el basket-average lo ganamos a Ciudad de Huelva y Sagrado Corazón, pero fueron derrotas bien diferentes, sin quitar mérito al trabajo que vienen realizando en ambos clubes.

Contra Coria, faltaron dos jugadores importantes, por motivos personales, (Iago y Fran) para mantener ese nivel defensivo y de rebote que nos pudiera dar esa victoria en la prórroga. Nuestro equipo dependía mucho de que estuviéramos todos y con un nivel de concentración elevado y exigente para ganar. Perdimos en la prórroga por mala toma de decisiones en los momentos donde deben saber jugar habiendo dicho cuál era el Plan a seguir. Todos sabemos que un buen equipo debe afrontar las buenas rachas de juego disfrutando de ellas el mayor tiempo posible, pero sin manifestar “Euforia”, ya que la euforia hace pensar al jugador que todo depende de ellos, por mucho que se lo repitas, no escuchen o  les faltan la madurez para saber que cualquier equipo en esta categoría te puede ganar si no juegas según el planteamiento acordado. Esa derrota nos sirvió para convertirnos en un mejor equipo.




Contra Betis, faltó Manu Ezomo por motivos laborales, jugador muy importante en la defensa de exteriores y en el juego colectivo defensivo y ofensivo, jugador que ha progresado mucho en esta temporada. Fue tras la Navidad, tuvimos que dar descanso al equipo porque la primera semana tras el último partido de la primera vuelta iban a realizar tareas de mantenimiento en el suelo del polideportivo donde jugábamos. Tras esa semana reanudamos los entrenamientos, pero tres jugadores dieron positivo por Covid y tuve que suspender los entrenamientos. No pudimos prepararnos bien para el primer partido, tras la Navidad, que perdimos de un punto. Todos sabemos que, tras Navidad, empieza lo interesante y ahí estuvo buena parte de las opciones.

  • Respecto al año pasado, ¿ha subido o ha bajado el nivel general del grupo DB?

Ha subido y sigue mejorando… pero no es suficiente para competir con otros equipos de las otras ligas de EBA.  El nivel lo van subiendo los jugadores, técnicos y clubes que cada temporada se preparan para lo que les viene y porque nos encontramos con jugadores extracomunitarios o comunitarios que nos hacen pensar en la manera de poder igualarlos o superarlos.

Si bien los resultados de la fase de ascenso nos demuestran que tanto los dos equipos que las disputaron, quedando uno último y otro penúltimo, como todos los de la competición DB o DA no están al nivel de profesionalización adecuado o no llegan lo suficientemente preparados para dar el salto a la Leb Plata.

  • Ha surgido varios debates respecto al calendario concreto de este grupo ¿Qué opinión tiene del mismo? ¿Piensa que los equipos del grupo D que juegan la fase de clasificación tienen una desventaja competitiva respecto de otros que terminan justo la semana de antes?




La FEB intenta ajustar en la medida de lo posible las fechas a la competición de cada grupo, pero en este grupo no ha acertado, no sé si por la pandemia o por qué cuestión se empezó a jugar un 3 de octubre, quizás demasiado pronto para, en el final de la misma, dejar un mes sin competir. No lo veo acertado, ni la norma que ha ido cambiando con respecto el Covid a lo largo de una misma competición.

Las normas, sean para lo que sean, deben conocerse y estar clarísimas al principio de una competición y no se pueden cambiar durante la misma porque beneficiaría a unos equipos y perjudicaría otros no. Esto sería lo mismo que cambiar las reglas de la competición durante un partido. No se pueden cambiar las reglas del juego durante el partido o la competición porque afecta al resultado de la misma.

  • Anunció por redes sociales que la 21/22 ha sido su última temporada en C.B. San Fernando, ¿qué valoración hace de estos dos años en el club?

Mi valoración es muy positiva. Tras dos descensos seguidos, el club acabó séptimo la temporada pasada y cuarto esta. Es un club con un grupo de personas en la dirección que se complementan a la perfección, tienen dos roles claros, el suyo propio y el de ayuda a los demás. Son 5 personas que trabajan al unísono para que CB San Fernando tenga un gran nivel de baloncesto y cuentan con los apoyos necesarios para poder progresar…

He intentado ser quien soy ante las adversidades para poder construir un buen equipo, que no se rinda, que no se distraiga, que sea humilde y que tenga la idea de mejorar continuamente, con independencia de la edad de cada jugador, en su conocimiento del juego y en la mejora de sus experiencias personales. Hemos conseguido una cuarta plaza sin extranjeros, ni comunitarios y hemos demostrado que el buen baloncesto está al alcance del talento de jugadores cercanos en la provincia y que éste se puede desarrollar y mejorar… El club es un club que escucha y deja trabajar a los entrenadores.

Es un club que irá para arriba, seguirá mejorando en todos los aspectos y al que les deseo la mayor de las suertes. Sé que lo harán bien y crecerán bastante en poco tiempo.

Foto: radiomarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.